jueves, 5 de junio de 2008

Monotoreo Materno - Fetal

Monitoreo Electrónico Materno-Fetal



Introducción:

El monitoreo fetal ante parto constituye la principal herramienta diagnóstica para evaluar el bienestar fetal durante el embarazo y el parto. Es importante mencionar que el monitoreo de la frecuencia cardiaca fetal es el reflejo más acertado de la oxigenación del feto en un determinado momento.

Objetivos:
- Mejorar la calidad vida humana de nuestra población.
- Contribuir a disminuir el índice de morbimortalidad perinatal.
- Emplear la mejor conducta para solucionar los problemas obstétricos.

El monitoreo nos brinda información importante sobre el bienestar fetal, descubriendo tempranamente anomalías de la contracción uterina, el comportamiento del corazón fetal y sufrimiento fetal.

Indicaciones:
- En todas las embarazadas que cursen con riesgo fetal ante e intraparto.
- Variaciones de los LCF detectada por auscultación.
- Posibilidad de insuficiencia placentaria.

Este procedimiento se debe realizarse a partir de las 28 a 32 semanas considerando la madurez neurológica del feto y en pacientes que presenten enfermedades concomitantes con la gestación, que pongan en peligro el bienestar de la madre y/o del feto, dentro de estas patologías podemos mencionar:

Causas Maternas:
- Preeclampsia.
- Diabetes de tipo c.
- Embarazo prolongado.
- Anemia severa: crónica o aguda.
- TBC.
- Sospecha de RCIU.
- Lesiones cardiacas.
- Nefropatías.
- Alteraciones hormonales (por ejemplo hiper o hipotiroidismo).
- Etc.

Causa Placentaria:
Insuficiente intercambio gaseoso a consecuencia de trastornos de circulación placentaria:
- Embarazo prolongado.
- DPP.
- Placenta previa.
- Preeclampsias.

Causa Fetal:
- Circular de cordón.
- Soplo funicular.
- Prolapso de cordón.
- Laterocidencia.
- Procúbito de cordón.

MONITORIZACIÓN FETAL:

Consiste en controlar y vigilar la dinámica uterina, relacionándola con la frecuencia cardiaca fetal con o sin contracciones uterinas para luego interpretar las características registradas.

Técnicas:
Son dos las técnicas realizadas en la actualidad:
1. NST: Prueba sin estrés (sin estimulación).
2. TS : Prueba de tolerancia a las contracciones uterinas (con estrés).

1. NST: Prueba sin estrés (sin estimulación)

También llamado test basal, evalúa la frecuencia cardiaca fetal y la respuesta de aceleraciones de esta a los movimientos fetales espontáneos. Es necesario mencionar que el corazón del feto late más aprisa cuando éste se mueve y no existen contraindicaciones para realizarlo.
OMS, recomienda realizar a las gestantes como control de bienestar fetal, 2 veces en gestaciones normales.

El trazado debe analizarse en no menos de 20 minutos, es mejor en 30minutos y consiste en la colocación de dos transductores (Cardiotransductor y Tocotransductor) sobre el abdomen de la madre, fijados con dos cinturones elásticos.
El Tocotransductor coloca sobre el fondo del útero para detecta las contracciones uterinas y los movimientos fetales. El Cardiotransductor se ubica en el foco de máxima auscultación de la frecuencia cardiaca fetal. Estos parámetros se grafican sobre un papel térmico que avanza a una velocidad de 1 cm. /min. A la madre se le debe proporcionar un pulsor electrónico para que señale el momento en el que percibe movimientos de su bebé, los que serán relacionados con los cambios en la frecuencia cardiaca fetal.

El resultado de la prueba puede alterase por:
1. Fiebre, presión arterial baja y la hipoglucemia.
2. Uso de medicamentos como: narcóticos, sedantes, estimulantes del sistema nervioso central, vasopresores, vasodilatadores, etc.
Por lo que será necesario previo a la prueba indagar a la paciente la hora en que ingirió alimentos y si está tomando algún medicamento de los antes mencionados.

El resultado de la prueba se puede expresar en:
- NST Reactivo : Normal ( en el 98% tiene un valor predictivo de una semana)
- NST No Reactivo: Requiere de un ST (prueba de tolerancia a la oxitocina).

2. TS: Prueba de tolerancia a las contracciones uterinas (con estrés)

Prueba de tolerancia a la oxitocina, tiene como finalidad analizar la frecuencia cardiaca fetal en respuesta a la contractilidad uterina espontánea o inducida (oxitocina), para evaluar la capacidad que tiene el feto de tolerar disminuciones en la concentración de oxígeno en el momento de la contracción.

Lo que busca con ésta prueba estresante es conocer la reserva útero - placentaria y determinar si el feto podrá soportar el trabajo de parto artificial y transitorio debido a que la hipoxia reduce el flujo de sangre en el espacio intervelloso.
Se considera Positiva la prueba si aparecen en el registro cardiográfico (desaceleraciones tardías).
La realizar ésta prueba no debe existir ninguna de las siguientes contraindicaciones:
· Cicatrices uterinas previas.
· Inserción baja de la placenta.
· Amenaza de parto prematuro.
· Sufrimiento fetal agudo confirmado.
· Sufrimiento fetal crónico grave.

Bibliografía:
Cabaniss, M. Monitorización Fetal Electrónica. Masson. Barcelona; 1990.
www.geocities.com/pacubill/vigilancia